YOE2 Claves para presentar tu emprendimiento a inversionistas

5 claves para hacer un discurso corto de venta o elevator pitch exitoso de tu proyecto a inversionistas

El discurso corto de venta o elevator pitch de tu emprendimiento a los inversionistas podría hacer que tu proyecto vuele a las alturas o se hunda en los mares del olvido. Es conocido por ser preciso y suficiente para convencer durante el trayecto del ascensor, hasta que el inversionista llega a su destino.

La realidad es que las estadísticas no son prometedoras. Por cada 100 proyectos que los inversionistas meten dinero, sólo 10 llegan a ser grandes. Y para conseguir esos 100 proyectos deben escuchar alrededor de 1.000 discursos. No importa cuan importante, interesante y fantástica sea tu idea. Asegúrate de que tu discurso sea inolvidable.

¿Cómo hacer que tu discurso o elevator pitch de venta de tu proyecto a inversionista sea exitoso?

1.- Toma 10 Minutos (o menos) para presentar

El tiempo es uno de los factores fundamentales en el discurso de venta. ¿Tu idea es la mejor? Mientras más conciso logres presentarlo, mayor efectividad tendrás. Algunas recomendaciones:

  • Toma 1 minuto menos del tiempo que dijiste que demorarías.
  • Toma 5 minutos menos del tiempo que ellos te hayan dicho que tienes disponible.
  • Si dices “por último” asegúrate de que realmente sea lo último. Es común que con los nervios se diga más de una vez siendo contraproducente.
  • Mantén el ritmo del discurso sin apurar al final.
  • No hagas más de 1 lámina por cada 2 minutos, ni demores más de 3 minutos en una misma lámina.

Si te parece que los 10 minutos son pocos no te preocupes. Si el inversionista está interesado, te hará preguntas y llenarás aquello que sea requerido. Si no… pues ya sabes que pasó.

2.- Haz que tu discurso cuente tu historia

Sé que lo has escuchado muchas veces, pero está científicamente comprobado (sí, científicamente) que las historias tienen mayor capacidad de capturar la atención de los oyentes. Además, hará que seas inolvidable.

Si pensabas que los inversionistas sólo quieren ver gráficos y números, pues es hora de rehacer tu discurso. Los números los podrán conseguir cuando quieran, sin embargo la idea, la pasión, la energía y las experiencias vividas te apoyarán muchísimo más.

3.- Presenta las 5 bases de tu proyecto

Claro está que la historia que cuentes debe tener componentes básicos. Pero una historia sin soporte ni dirección es una pérdida de tiempo para todos. Así que no olvides tomar en cuenta las 5 bases de tu proyecto para generar el alcance máximo.

Base 1: Explica exactamente de qué trata tu producto o servicio

Muéstrales un producto real, un prototipo o una imagen del producto para que puedan entender más claramente hacia donde va el discurso.

Explica de manera concisa y clara, de lo que trata tu producto o servicio, sin profundizar mucho en aspectos técnicos o complicados. Recuerda que más que conocer el producto o servicio, lo que quieren es saber como va a retornar el dinero de su inversión.

Base 2: Explica exactamente qué hace tu producto o servicio diferente a los demás

Si no logras tener clara la idea que hace diferente tu producto o servicio del resto de la competencia, no vayas a la reunión. No habrá interés alguno.

Base 3: Explica exactamente cuál es tu audiencia objetivo

Sé específico en la demografía y características que enmarcan a tu audiencia. Mientras más específico seas, más clara será la forma en que visualizarán tus clientes. Muestra una imagen/foto de tu cliente específico con algunos puntos relevantes.

Base 4: Explica exactamente cómo piensas conquistar clientes

Este es el espacio del marketing. Todos los planes y estrategias que tengas predefinidos y creados para conseguir potenciales clientes, es momento de presentarlos y brillar.

Todos los inversionistas saben que esta es la era de las ventas y marketing online. Por lo que te recomiendo que empieces por tácticas digitales antes de las convencionales.

Base 5: Explica exactamente cuál es tu modelo de rentabilidad

Todo suena bien hasta el momento. Vas bien si llegaste hasta aquí. Ahora este fundamental es importante para el cierra de esta sección. ¿Cómo retornará el dinero de la posible inversión que harán?

La única respuesta que esperan es el modelo de rentabilidad del negocio. En esta podrás presentar el flujo de dinero resultado de la venta de tus productos o servicios.

4.- Un equipo tanto o más experto que tú

Los inversionistas compran personas, pero también riesgo. Si ven en ti una persona experta, de amplios conocimientos y capacidad productiva, certero, honesto y con ganas de comer el mercado, la siguiente pregunta será: ¿qué pasaría si el fundador se indisponer físicamente, quiere cambiar su plan de acción contrario al de los inversionistas, se desmotiva o desean vender el proyecto a otros inversionistas?

Si la respuesta es que todo el proyecto depende única o mayormente de ti y que no tienes equipo de trabajo que te respalde, el nivel de riesgo para un inversionista será altísimo y se saldrá de la jugada. También sucede lo mismo si el proyecto permite crear equipos para disminuir la independencia contigo, pero muestras una aparente incapacidad de conectar con equipos.

Para los inversionistas, pensar que no eres el más experto operativamente en el proyecto, pero ver que tienes un grupo de personas que están entusiasmadas, desarrollando el proyecto, con ganas e ímpetu, lograrás sorprenderlos positivamente.

5.- Cuídate de no cometer los errores más comunes

En la búsqueda de convencer a los inversionistas podrías cometer errores que son tan comunes como trágicos para tu discurso. Alerta de no decir las siguientes frase:

Somos pioneros en el mercado

Aunque pueda sonar que eres innovador y que existe un mercado no desarrollado, lo primero que les harás sentir a los inversionistas es que todo el riesgo de desarrollarlo será tuyo. Inmediatamente podrían descartarte.

No tenemos competidores

Este es uno de los errores mas frecuentes. Al escuchar esto los inversionistas lo primero que pensarán es una de 3 opciones: que estas mintiendo, que no conoces el mercado o que otros han intentado antes que tu y han fallado.

Nosotros construiremos el mercado de clientes

Suena bonito, inspirador y valiente. Sin embargo, el inversionista escuchará: costoso en tiempo, en dinero y de alto riesgo. No dudarán en decirte un contundente ¡no!. Procura enfocarte en mercados con clientes existentes, que demuestren que existen competidores y que ya hayan invertido en marketing para desarrollarlo.

Las compañías grandes son muy lentas para reaccionar

Si son compañías serias, estarán revisando el mercado atentos a la entrada de amenazas. Más importante aun, probablemente hayan visto el nicho pero les parece que el mercado es muy pequeño para entrar. Una vez más: ¡mala señal para inversionistas!

Hombres y mujeres de 12 a 65 años

Cuando tu respuesta a la pregunta de ¿cuál es tu audiencia? es todo el mundo, es casi inmediata la desconexión del inversionista por tu discurso. Se vuelve obvio que desconoces los conceptos básicos del marketing y de negocios y, peor aun, que no tienes un equipo que te apoye a entenderlo.

Una cosa es que cualquiera pueda consumir tu producto o servicio y otra muy diferente es la audiencia a la que estarán dirigidos todos los esfuerzos e inversiones en comunicación y marketing. La próxima vez que te pregunten quien es tu audiencia, es mejor que seas específico si quieres seguir siendo escuchado.

6.- BONO: Sorpréndelos mostrándoles la salida

Un contundente cierre, en esta era de los emprendimientos, es presentar el esquema de salida del negocio. Muchos emprendedores se enamoran tanto de su idea, que olvidan el principal propósito de un negocio: hacer dinero (a menos que tengan otro propósito y por ende no seria un negocio sino una organización sin fines de lucro).

Haz el ejercicio de entender si tu proyecto podría, en algún momento, seguir desarrollándose con tus lineamientos, normas y procedimientos pero sin ti. Si la respuesta es sí, entonces puedes conseguir el plan para vender tu proyecto por grandísimas sumas de dinero en poco tiempo.

Si tu proyecto prevé y planifica la posibilidad de crecer para ser comprado por los competidores más grandes, conseguirás más que sonrisas en los rostros de los inversionistas. Capturarás su atención y, quien quita, una inversión interesante.


Con estas 5 claves estás más cerca de lograr lanzar tu emprendimiento al mundo de los inversionistas ángeles. Si tienes un buen producto o servicio, y llenas todas las recomendaciones que te presenté, tendrás buenas posibilidades.